Salud

Published on agosto 12th, 2015 | by Carmen PF

0

Beneficios del Frío

Como ya sabemos, utilizar hielo envuelto en una toalla o, en su defecto, un paquete de comida congelada puede ayudarnos a recuperarnos de muchas de nuestras lesiones. A todos nos han dicho alguna vez sobre una contusión que nos pusiéramos hielo pero… ¿Por qué?

Bien, primero porque permite controlar la inflamación en una lesión aguda y disminuir el hematoma producido después de una contusión. Al aplicarnos frío sobre la piel, nuestros vasos sanguíneos se contraen debido a la baja temperatura, y aumenta la viscosidad de la sangre disminuyendo a su vez el flujo del torrente sanguíneo. Acto seguido se sucede otro mecanismo protector: cuando la piel ya ha experimentado el descenso de la temperatura (y se encuentra a menos de 15ºC) se produce una vasodilatación para intentar aumentar la temperatura cutánea aumentando el flujo sanguíneo. Este ciclo provoca que la sangre fluya diluyendo el hematoma mencionado antes.

Además, el frío produce un gran efecto analgésico, ya que actúa sobre nuestro sistema nervioso disminuyendo la conducción nerviosa de las fibras sensitivas y los receptores del dolor.
A su vez, esta disminución de la conducción nerviosa contribuye a la reducción de los espasmos musculares que podemos experimentar a veces. Este efecto se produce también gracias a que se reducen los reflejos tónicos de estiramientos que se producen en las fibras musculares.

Otro famoso efecto del frío muy apreciado y utilizado a gran escala, es que provoca una disminución de la actividad metabólica de los tejidos. Voy a utilizar un ejemplo para explicarme: los miembros amputados. Estas estructuras se conservan a bajas temperaturas, porque este hecho disminuye las necesidades celulares y los requerimientos de oxígeno de los tejidos lesionados permitiendo así que sobrevivan mayor tiempo cuando hay falta de oxígeno (p. ej cuando a la zona no llega sangre suficiente).

Foto: Tip Sporkines

Tags: ,


Sobre el autor

Carmen PF

Futura fisioterapeuta, siempre dispuesta a dar lo mejor de mí. "Da igual. Prueba otra vez. Fracasa otra vez. Fracasa mejor."



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Back to Top ↑